Institucional

18th ICID

Miércoles, 23 Agosto 2017 16:41

Vacunación en el receptor de células hematopoyéticas

Dra. Claudia Salgueira.
Dra María Cecilia Dignani.
Comisión de Infecciones en el Paciente Inmunocomprometido - SADI
Abril 2017

Generalidades

  • Los receptores de trasplante de células hematopoyéticas (TCH) se consideran pacientes inmunocomprometidos. El grado de inmunosupresión puede ser bajo o alto dependiendo del tipo de trasplante (alogénico mayor inmunosupresión) o autólogo (menor inmunosupresión).
  • En receptores de trasplante alogénico de células hematopoyéticas el período de mayor inmunosupresión puede extenderse desde el inicio del TCH hasta 6 meses o hasta más de 2 años en presencia de enfermedad injerto contra huésped (EICH). En los TCH autólogos el período de mayor inmunosupresión es los primeros 6 meses.
  • Las infecciones en pacientes inmunocomprometidos se asocian a alta morbilidad y mortalidad comparado a la población inmunocompetente.
  • La vacunación en pacientes inmunocomprometidos tiene los siguientes objetivos:
    • o Proteger al paciente de enfermedades inmunoprevenibles que son más frecuentes y severas en inmunocomprometidos.
    • o Restaurar la inmunidad perdida por el tratamiento inmunosupresor;
    • o Evitar el surgimiento en la población de personas susceptible a enfermedades inmunoprevenibles ya controladas en la población general.
  • Las recomendaciones de vacunación en pacientes inmunocomprometidos están basadas mayormente en estudios de inmunogenicidad y seguridad y en una minoría en estudios de eficacia. Esto se debe a la dificultad de realización de estudios grandes en un período razonable por el escaso número de pacientes disponible para cada tipo de inmunocompromiso.
  • En pacientes inmunocomprometidos se trata de indicar la vacunación en cualquiera de las siguientes situaciones:
    • o Antes del inicio del tratamiento inmunosupresor (14 días para vacunas inactivadas y 4 semanas para vacunas a gérmenes vivos).
    • o Luego de finalizado el período de mayor inmunosupresión para obtener la mejor respuesta a la misma. A mayor tiempo transcurrido, mejor respuesta.
  • Debe tenerse en cuenta que la vacunación suministrada pre tratamiento inmunosupresor es válida durante el tratamiento inmunosupresor pero al final del mismo el paciente debe revacunarse igualmente ya que no se la considera como válida por la posible pérdida de anticuerpos excepto que pueda constatarse la presencia de los mismos.
  • Las vacunas a gérmenes vivos atenuados están contraindicadas en pacientes altamente inmunocomprometidos por el riesgo de desarrollar enfermedad asociada a la vacuna. Estas vacunas son:
    • o BCG
    • o Cólera oral
    • o Fiebre amarilla
    • o Fiebre tifoidea oral
    • o Herpes zoster
    • o Sabin oral
    • o Sarampión-Parotiditis-Rubeola (triple viral o MMR)
    • o Varicela
  • La respuesta a la vacunación suele ser menor en inmunocomprometidos que en la población inmunocompetente por lo que:
    • o Cuando es factible se recomienda el control serológico para evaluar respuesta a la vacunación
    • o Se recomienda vacunar a convivientes y al personal de salud contra determinadas infecciones para disminuir la exposición del paciente inmunocomprometido a enfermedades para las que no tenga adecuada inmunidad (ver luego)
  • Se debe evitar la vacunación de convivientes con la vacuna anti poliomielítica oral (OPV) (por la potencial transmisión del virus de la vacuna al paciente inmunocomprometido) y se aconseja precaución por un mes con la vacuna contra rotavirus en pacientes receptores de TCH (ver luego).
  • En caso de que un conviviente haya desarrollado lesiones asociadas a la vacuna de varicela o herpes zoster, se debe evitar el contacto del paciente inmunocomprometido con este conviviente por la posible transmisión del virus vaccinal al paciente inmunocomprometido.

Descargar documento completo