18th ICID

SADI Virtual

Jueves, 21 Febrero 2019 12:42

Hantavirus: confirmación de la transmisión interhumana en el brote de Epuyen

Buenos Aires, 19 de Febrero de 2019

La secuenciación completa de genoma viral del brote de hantavirus en Epuyén confirma la transmisión persona a persona.

El 2 de Noviembre de 2018 se inició un brote de Síndrome Pulmonar por Hantavirus (SPH) con foco en Epuyén, provincia de Chubut, y que afectó hasta el momento a las localidades aledañas de Trevelin y El Maitén, (Chubut), El Bolsón (Rio Negro) y que derivó en el contagio de un caso en la ciudad chilena Palena. El brote, de magnitud sin precedentes, ha involucrado 34 casos de los cuales 12 han fallecido. La tasa de letalidad resultó casi el doble en mujeres que en hombres (40% contra 21,4%). Los últimos casos iniciaron síntomas el 7 de febrero y aún permanecen hospitalizados. Hacia fines de diciembre se impusieron aislamientos domiciliarios a aquellas personas que estuvieron en contacto con casos confirmados, lo cual logró limitar una mayor expansión del brote.

En base al patrón de ocurrencia de casos, de forma agrupada en un breve lapso de tiempo, sumado a la baja abundancia de roedores en las zonas de residencia de los casos y a la evaluación ambiental en torno a los lugares de probable contagio, se sospechó tempranamente la posibilidad de que la dispersión viral ocurriera de persona a persona, mecanismo que ha sido postulado previamente (Padula et al., 1998; Martinez VP et al., 2005).

Debido a la magnitud del brote y a su inusual grado de dispersión, el Laboratorio Nacional de Referencia para Hantavirus del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INEI) de la ANLIS Dr. Carlos G. Malbrán, inició un estudio para confirmar el mecanismo de transmisión por secuenciación completa de los 3 segmentos (S, M y L) del genoma viral, utilizando tecnología de secuenciación de nueva generación (Next Generation Sequencing, NGS). Para ello, se seleccionaron muestras representativas de los distintos eslabones de la cadena de transmisión. El análisis comparativo arrojó como primer resultado, que el genotipo viral causante del brote efectivamente fue Andes Sur, el cual ya había sido identificado por las técnicas clásicas de caracterización de genotipo. Además, se halló un porcentaje de identidad genética de 99.9% entre todas las secuencias del brote analizadas. Este hallazgo confirma unívocamente el mecanismo de transmisión persona a persona. La comparación con secuencias genómicas pertenecientes a casos no relacionados al brote y correspondientes a otras regiones endémicas de nuestro país y/o genomas completos previamente publicados de Hantavirus, mostró claramente que la cepa involucrada en el brote de Epuyén presenta una mayor identidad nucleotídica con la cepa del brote del año 1996 ocurrido en El Bolsón, donde se postuló por primera vez la transmisión interhumana (Padula et al., 1998). En este análisis comparativo con otras cepas presentes en la región, han podido identificarse además, cambios “exclusivos” en el genoma viral de la cepa involucrada en este brote, que podrían conferirle un mayor potencial de dispersión. Cabe destacar que, a diferencia de lo ocurrido en el año 1996 en El Bolsón, el brote de Epuyén no se autolimitó, sino que requirió la imposición de medidas estrictas de aislamiento respiratorio selectivo para cortar la cadena de transmisión.

La transmisión interhumana para Virus Andes fue inicialmente postulada en el año 1996, pero en ese momento se disponía como evidencia en favor de ella, de la información proveniente de secuencias parciales del genoma de Hantavirus, correspondientes sólo a los segmentos genómicos M y S.

El presente análisis utilizando tecnologías innovadoras de secuenciación de nueva generación, constituye el primer reporte confirmatorio del mecanismo de transmisión interhumana por análisis completo del genoma del Virus Andes, único Hantavirus en el mundo que a la fecha ha mostrado esta capacidad de dispersión.

“Hantavirus Pulmonary Syndrome Outbreak in Argentina: Molecular Evidence for Person-to-Person Transmission of Andes Virus” P. J. Padula,1 A. Edelstein, S. D. L. Miguel, N. M. Lopez, C. M. Rossi, and R. D. Rabinovich- Virology – 1998 - 241, 323–330
“Person-to-person transmission of Andes virus” VP Martinez, C Bellomo, J San Juan, D Pinna, R Forlenza, M Elder, PJ Padula – Emerging Infectious Diseases -2005 - Vol. 11, No.12, Dec. 1848-54.