Publicaciones de las comisiones de trabajo

Miércoles, 16 Junio 2021 19:16

Recomendaciones para la prevención de COVID-19 en quirófano

La bioseguridad es el conjunto de normas y procedimientos que tienen por objeto disminuir o eliminar los factores de riesgo biológicos que puedan llegar a afectar la salud o la vida de las personas. Es importante que los profesionales de la salud dentro de sus funciones apliquen las normas y protocolos de bioseguridad para la protección de la salud y seguridad personal frente a los diferentes riesgos.

Las recomendaciones para la prevención de infecciones transmitidas por patógenos de sangre son denominadas ¨Precauciones Universales o Estándares¨ y fueron realizadas por el Center for Diseases Control and Prevention en 1987 y nos recuerdan que estas recomendaciones deben aplicarse en todos los pacientes. Estas medidas tienen como objetivo principal establecer mecanismos de barrera para protección, entre los miembros del equipo de salud y los pacientes, a fin de prevenir y controlar la diseminación de infecciones que se transmiten por sangre y/ o fluidos corporales como VIH, VHB o VHC.  Se aplican con todos los pacientes que sean asistidos en la institución de salud, tengan o no diagnóstico de un estado infeccioso acorde a las normas de cada institución, “Normas de Bioseguridad del Programa Nacional de Control de Enfermedades de Transmisión Sexual y el SIDA del Ministerio de salud y Acción Social de la República Argentina, 1988”. Incluyen:

  • Higiene de manos acorde al protocolo de Higiene de Manos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 
  • Protección de los elementos cortopunzantes: las agujas usadas deben ser descartadas directamente en los contenedores rígidos (descartadores) des tinados a este fin, ubicados en lugares de fácil acceso para los miembros del equipo de salud. En su manipulación debe evitarse doblarlas, romperlas, re-encapucharlas o desmontarlas de la jeringa.
  • Equipo de protección personal que deben ser utilizados ante la posible exposición con sangre o fluidos corporales como semen, secreciones vagi nales, líquidos (pleural, cefalorraquídeo, pericárdico, amniótico peritoneal, sinovial), leche materna, saliva, orina, materia fecal, vómito, tejidos y órganos. También deben ser usados ante contacto con mucosas o piel lesionada. Incluyen según el procedimiento a realizar:
    • Guantes limpios / manoplas o en el ámbito quirúrgico guantes estériles quirúrgicos o Barbijos
    • Protección ocular (gafas/antiparras)
    • Camisolines hidrorrepelentes y hemorrepelentes (estériles y con gramaje adecuado en el ámbito quirúrgico). Existe ropa quirúrgica hidrorrepelente y hemorrepelente de tela y ropa quirúrgica descartable que también cumple este requisito.