Publicaciones de las comisiones de trabajo

18th ICID

SADI Virtual

Jueves, 02 Enero 2020 15:25

Temas de actualidad en VIH/SIDA Y ETS diciembre de 2019

Boletín de la Comisión de SIDA y ETS diciembre 2019.

Autores: Mónica Moyano, Valeria Fink, Romina Mauas

Editores: Ezequiel Córdova, Romina Mauas

Contenido:

  • Uso de dolutegravir (DTG) durante el embarazo y resultados al nacimiento: datos actualizados del Registro de Antirretrovirales durante el Embarazo (APR)
  • Implementación de las nuevas recomendaciones suizas vigentes desde 2016 en relación a la profilaxis neonatal. Resultados de dos trabajos de cohorte: Swiss HIV Cohort Study (SHCS) y Swiss Mother and Child HIV Cohort Study (MoCHiV)
  • Exceso de edad cardiovascular en personas que viven con el VIH en cuidado ambulatorio
  • La excreción del VIH-1 del tracto genital femenino es infrecuente en mujeres con carga viral plasmática suprimida
  • HPV y enfermedad genital en hombres: qué hemos aprendido del estudio HIM
  • Riesgo de cáncer anal luego de enfermedad anal benigna y lesiones precursoras de cáncer anal: un estudio nacional de cohorte danés

 

Uso de dolutegravir (DTG) durante el embarazo y resultados al nacimiento: datos del Registro de Antiretrovirales durante el Embarazo (APR)

Vannappagari V, Albano J, Ragone L y col. 17th European AIDS Conference 2019, Basel. PS1/2

El objetivo del estudio fue describir datos maternos y el resultado del embarazo y nacimiento entre los recién nacidos con exposición neonatal a DTG utilizando datos de la APR.

Se estudiaron 522 embarazos con exposición a DTG hasta el 31/01/2019, de las cuales 281 exposiciones fueron periconcepcionales, 62 en el primer trimestre, 117 en el segundo trimestre y 61 en el 3er. trimestre. La mediana de edad materna fue de 29 años. El 80.8% de las embarazadas estudiadas eran de los Estados Unidos, el 45.4% tenía recuento de CD4 ≥500 células /mm3, el 32.6% tenía 200–499 células/mm3, el 14.2% tenía <200 células/mm3 y el 7.9% desconocido. Sobre 522 embarazos con exposición a DTG se contabilizaron 537 nacimientos: 491 (91.4%) nacidos vivos (15 nacimientos gemelos), 7 (1.3%) mortinatos, 15 (2.8%) abortos inducidos y 24 (4.5%) abortos espontáneos. Entre los nacidos vivos, 17 (3,5%) informaron defectos de nacimiento. Para las exposiciones durante el primer trimestre, la prevalencia general de defectos fue de 3.58% (11/307), (IC 95% 1.8-6.32). Se notificó un caso de anencefalia con defectos del tubo neural con exposición DTG.

Conclusión: los datos del APR no demuestran un mayor riesgo de defectos generales del nacimiento con la exposición a DTG en comparación con la tasa de defectos esperados en la población general (2.72 - 4.17 / 100 nacidos vivos). El número de eventos durante la exposición periconcepcional es actualmente insuficiente para descartar o confirmar una asociación de DTG con defectos del tubo neural.

Elaborado por Mónica Moyano

Implementación de las nuevas recomendaciones suizas vigentes desde 2016 en relación a la profilaxis neonatal. Resultados de dos trabajos de cohorte: Swiss HIV Cohort Study (SHCS) y Swiss Mother and Child HIV Cohort Study (MoCHiV)

Traytel A, Scherrer A, Aebi-Popp K y col. 17th European AIDS Conference 2019, Basel. PS1/5

En este estudio se analizaron los niños expuestos perinatales nacidos entre 2010 y 2018; y se incluyeron solamente aquellos donde la madre tenía datos de carga viral en el último trimestre. Se comparó la frecuencia de profilaxis en RN nacidos antes y después de la introducción de las recomendaciones.

La CV materna en el último trimestre fue <50 copias / ml en 363 de 383 (94.8%) niños nacidos durante el período de estudio. De estos, 264 de 267 (98.9%) niños nacidos antes del cambio de la guía en 2016 recibieron profilaxis en comparación con 12 de 96 (12.5%) nacidos después (p <0.001). La profilaxis se administró a los 20 recién nacidos con CV materna detectable en el último trimestre, incluídos 5 bebés nacidos en 2016 en adelante. Ninguno de los 87 niños que no recibieron profilaxis resultó infectado con el VIH. 2

Brunner A, Scherrer A y col. 17th European AIDS Conference 2019, Basel. PS18/3

Este trabajo ofrece una recopilación de datos longitudinales y contribuye a la investigación nacional e internacional del VIH en relación a los cambios en las recomendaciones. Se incluyeron 1248 binomios madre-hijo, 281 niños infectados por el VIH y 1571 niños expuestos no infectados. Los resultados más importantes de la recopilación fueron: el 95% de los partos se dieron con carga viral materna plasmática no detectable al momento del parto. El 36% de los niños nacieron por parto vaginal, el 45% por cesárea electiva y el 19% por cesárea no programada. Desde 2009, cuando se recomendó el parto vaginal en mujeres con CV indetectable, la tasa en cesárea electiva disminuyó considerablemente.

La transmisión vertical también ha disminuído continuamente a menos del 1% debido a la supresión creciente de la CV materna. Recientemente, la profilaxis neonatal se ha descontinuado en niños nacidos de madres infectadas por VIH con CV de VIH completamente suprimida en el último trimestre. En 2018 se publicaron nuevas recomendaciones sobre lactancia materna en Suiza. Como conclusión se desprende que gracias a la muy alta efectividad del tratamiento materno, cualquier otra medida preventiva, incluída la profilaxis del recién nacido, podría ser abandonada cuando la madre tiene CV indetectable al momento del parto.

Elaborado por Mónica Moyano

Exceso de edad cardiovascular en personas que viven con el VIH en cuidado ambulatorio

Thompson-Paul AM, Palella Jr FJ, Rayeed N, et al, the HIV Outpatient Study Investigators. AIDS 2019, 33:1935-1942.

La enfermedad cardiovascular es una frecuente causa de morbilidad y mortalidad entre las personas que viven con el VIH (PVVIH). En este estudio llevado a cabo por la División de Prevención de Enfermedades Cardio y Cerebrovasculares del CDC en Atlanta, se utilizaron los perfiles de los factores de riesgo cardiovascular individuales para estimar la edad cardíaca de PVVIH en la atención médica en los Estados Unidos. Para ello se realizó un análisis transversal de los datos del estudio para pacientes ambulatorios por VIH (HOPS).

En este análisis se incluyeron participantes de entre 30 y 74 años sin ECV previa con al menos dos visitas a la clínica HOPS durante 2010-2017, al menos 1 año de seguimiento y datos de variables seleccionadas disponibles. Se calculó la edad cardíaca ajustada a la raza/etnia y el exceso de edad cardíaca (edad cronológica menos edad cardíaca), utilizando un modelo basado en la puntuación de riesgo de Framingham.

Resultados: se analizaron los datos de 2467 hombres y 619 mujeres (edad cronológica media 49.3 y 49.1 años, y 23.6% y 54.6% negro no hispano/latino, respectivamente). El exceso de edad cardíaca ajustado fue de 11.5 años (IC95%, 11.1–12.0) entre los hombres y 13.1 años (IC95%, 12.0–14.1) entre las mujeres. Se observó un exceso de edad cardíaca entre todos los grupos de edad comenzando por personas de 30 a 39 años [hombres, 7.8 (IC95%, 6.9–8.8); mujeres, 7.7 (IC95%, 4.9–10.4)], con el exceso más alto de edad cardíaca entre los participantes de 50 a 59 años 3

[hombres, 13.7 años (IC95%, 13.0–14.4); mujeres, 16.4 años (IC95%, 14.8–18.0)]. Más del 50% de los participantes tenían una edad cardíaca excesiva de al menos 10 años.

Conclusiones: El exceso de edad cardíaca es común entre PVVIH, comienza en la edad adulta temprana y afecta tanto a mujeres como a hombres. Entre los PVVIH, los factores de riesgo de ECV deben abordarse de forma temprana y proactiva. El uso rutinario de la calculadora de la edad cardíaca puede ayudar a optimizar la estratificación del riesgo de ECV y facilitar las intervenciones para las PVVIH que están envejeciendo.

https://www.cdc.gov/vitalsigns/cardiovascuardisease/heartage.html

Elaborado por Romina Mauas

La excreción del VIH-1 del tracto genital femenino es infrecuente en mujeres con carga viral plasmática suprimida

Nelson J, De Paris K, Ramirez C, Eron J, Adimora AA, et al. AIDS 2020, 34:39-46.

El TAR conduce a niveles indetectables de VIH-1 en la sangre y prácticamente elimina el riesgo de transmisión sexual. En consecuencia, las agencias de salud pública promueven ahora el mensaje de que las personas cuya carga viral plasmática (CVP) sea indetectable tienen cero riesgo de transmitir sexualmente el VIH-1 a otros (No detectable = No transmisible). Sin embargo, persisten preguntas sobre la cantidad de virus presente en el tracto genital de las mujeres que reciben tratamiento antirretroviral (TAR) supresivo. Existen implicancias clínicas tanto para la transmisión sexual como para la transmisión perinatal del VIH-1, particularmente en el entorno de la infección o inflamación del tracto genital femenino. Por ello, en este estudio se decidió evaluar la frecuencia y la cantidad de VIH-1 que se excreta del tracto genital de mujeres con supresión de la CVP a largo plazo entre las participantes del Estudio Interinstitucional sobre el VIH en mujeres (WIHS), una cohorte bien caracterizada de mujeres que viven con o están en riesgo de infección por el VIH.

Objetivo: Determinar la frecuencia de la excreción genital de VIH-1 en una gran cohorte de mujeres bajo TAR supresivo a largo plazo y su asociación con la inflamación de la mucosa.

Diseño: se midieron los niveles de ARN VIH-1 y biomarcadores de inflamación en flujo cervicovaginal (FCV) de mujeres seropositivas incluídas en el Estudio Interinstitucional sobre el VIH en mujeres (WIHS).

Métodos: Se cuantificó el VIH-1 (ensayo Abbott Real Time HIV-1) a partir de muestras de FCV de 332 participantes del WIHS con y sin evidencia clínica de inflamación genital en el momento de la recolección del mismo; los participantes habían suprimido la carga viral plasmática (límite de cuantificación inferior a 20-4000 copias/ml dependiendo del año de recolección) durante una mediana de 7.1 años [rango intercuartilo (RIC) 3.4–9.8, Grupo 1] o para una mediana de 1.0 años (RIC, 0.5–1.0, Grupo 2). Se midieron 22 biomarcadores de inflamación en FCV para compararlos con los marcadores clínicos.

Resultados: el HIV-1 se detectó en el 47% de las 38 muestras de FCV pre-TAR (mediana 668 copias/ml) y la detección en FCV se asoció con una CVP pre-ART más alta. El VIH-1 se detectó en solo 1 de las 38 muestras de FCV de estas mujeres en TAR supresivo durante 1 año. No se detectó 4

ARN VIH-1 en 294 muestras de FCV por corte transversal de un grupo de mujeres con CVP suprimida durante una mediana de 7 años. Los marcadores de inflamación clínica se correlacionaron con biomarcadores inflamatorios en muestras de FCV, aunque la inflamación genital no se asoció con la excreción genital del VIH-1 mensurable en estas participantes del WIHS bajo TAR supresivo.

Conclusión: El TAR que suprime el VIH-1 en el plasma de las mujeres también previene la excreción del VIH-1 del tracto genital, incluso en presencia de inflamación del mismo.
Estos datos indican que la supresión exitosa de la CVP bajo el TAR reduce la excreción viral del tracto genital femenino a niveles indetectables, de acuerdo con estudios que muestran que el TAR supresivo reduce el riesgo de transmisión. La duración de la supresión del VIH-1 puede ser un factor importante respecto a la relación entre la supresión viral y la ausencia de transmisión. Estos datos deben fortalecer aún más el mensaje de los proveedores de salud cuando aconsejan a las mujeres y sus parejas sexuales sobre que 'Indetectable es intransmisible'.

Elaborado por Romina Mauas

HPV y enfermedad genital en hombres: qué hemos aprendido del estudio HIM ?

Sichero L, Giuliano AR, Villa LL. Acta Citológica, Febrero 22, 2019.

El estudio HIM (HPV infection in Men) es un estudio prospectivo que evalúa la historia natural de la infección por HPV en hombres de Estados Unidos, México y Brasil, y que incluyó 4292 hombres entre 2005 y 2009. Este artículo describe la infección a nivel genital en los participantes.

La prevalencia basal de infección genital por HPV de esta cohorte fue del 65.2% (12% tenían solamente HPV de alto riesgo). La incidencia de una nueva infección en 12 meses de estudio fue de 38.4 por cada 1.000 personas-mes. Las infecciones por HPV en los hombres son menos persistentes que en las mujeres. El 66% de las infecciones se eliminaron en 12 meses y el 90% en 24, siendo las infecciones más prolongadas por HPV-16. El número de parejas sexuales se asoció con la detección de HPV de alto riesgo. La infección por HPV se asoció al tabaco y al uso de alcohol, así como con la infección por Chlamydia trachomatis y la seropositividad para HSV-2. No hubo asociación con la circuncisión.

El uso consistente de preservativo parece disminuir la carga de HPV genital en hombres de alto riesgo, aunque la prevalencia de HPV en hombres que usan preservativo en forma constante sigue siendo elevada. De los 1.788 hombres que desarrollaron una infección genital por HPV, el 5% desarrolló una lesión asociada a HPV. En este estudio, sólo un 0.5 y 2% de los hombres con HPV-16 desarrollaron una neoplasia intraepitelial en pene a los 12 y 24 meses de seguimiento.

Elaborado por Valeria Fink

Riesgo de cáncer anal luego de enfermedad anal benigna y lesiones precursoras de cáncer anal: un estudio nacional de cohorte danés Faber MT,Frederiksen K, Palefsky JM and Kjaer SK. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev, 2019 5

Este estudio busca estudiar el riesgo de desarrollar cáncer anal luego del diagnóstico de una lesión anal no neoplásica en Dinarmarca. Se estudió una cohorte de 126.174 individuos con diagnóstico de lesiones anales no neoplásicas o neoplasia intraepitelial anal de grados 1 a 3 en el período 1970 a 2016. Los individuos con lesiones benignas, incluyendo alteraciones inflamatorias y hemorroides, tenían 2.8 veces más probabilidad de desarrollar cáncer anal. Este riesgo aumentó con la severidad de la lesión. El riesgo a 5 años de cáncer anal luego de una neoplasia intraepitelial anal grado 3 fue de 3.2% en población HIV negativa y 14.1% en los individuos HIV positivos, evidenciando el riesgo para esta población.

Elaborado por Valeria Fink